Es posible cuidar las plantas y cultivarlas con éxito, incluso sin tener un aficionado a la jardinería. Para ello, basta con conocer las necesidades de cada planta, y sobre todo saber cuándo conviene sembrarlas. Dicho esto, si desea dedicarse a la jardinería durante este mes de agosto, aquí hay una lista no exhaustiva de vegetales y plantas con flores de fácil cuidado que puede cultivar en macetas y mantener en su balcón para su placer visual.

  1. Para ocupar los largos días de verano y si te gusta la jardinería, aquí tienes una selección de 4 plantas que puedes cultivar en macetas y tener en tu balcón.

¿Qué se puede plantar en agosto?

El mes de agosto es ideal para sembrar hortalizas de invierno o tardías como rábanos y brócoli, pero también ciertas flores como pensamientos o ciclamen.

  • Sembrar brócoli en agosto
Brócoli

El brócoli es una planta vegetal anual o bienal de hoja perenne. Esta verdura es rica en vitaminas, fibra y minerales. Sigue siendo  más fácil de mantener  en comparación con otras coles. Le gustan los suelos frescos y ricos en humus,  es decir ricos en humus.  El brócoli también necesita un suelo ligeramente arcilloso, drenante y fértil. Esta planta vegetal aprecia el sol,  pero no tolera la sequía  ni el calor intenso. De ahí la importancia de instalarlo en semisombra, si vives en una región calurosa.

Para el cultivo en macetas, prefiera macetas de turba  que guardará en una habitación soleada  y en las que  cavará un agujero de 2 cm de profundidad. Luego plante algunas semillas en él,  luego cúbralas con tierra.  Golpee ligeramente el suelo con los dedos para compactar el suelo. Luego, usando una botella de spray, humedezca el suelo pero no demasiado, porque al  brócoli le gusta un buen drenaje.  Cuando aparezcan los brotes jóvenes, espera a que alcancen los 15 cm de altura  para trasplantarlos a la tierra.

Tenga en cuenta que estas son las variedades de primavera que se pueden sembrar a fines del verano o principios del otoño.

  • Plantar ciclamen en agosto
Ciclamen

Es una planta de flores perennes con diferentes colores que son muy útiles  para decorar el balcón o la terraza.  Plantado en julio o agosto, el ciclamen se puede cultivar en el suelo o en macetas.

Para un cultivo en maceta, privilegie el ciclamen de las floristerías. A esta variedad híbrida no le gusta la luz solar directa y prefiere una temperatura entre 12 y 15°C. Durante la floración, riegue su ciclamen, pero no demasiado,  ya que podría marchitarse.  También asegúrese de eliminar las flores marchitas y fertilice su planta con un fertilizante soluble para plantas con flores para incorporarlo al agua de riego.

Tenga en cuenta que un ambiente muy húmedo puede promover el desarrollo de ciertas enfermedades como el oídio o la podredumbre gris. El ciclamen  también teme a los pulgones  y los trips.

  • Sembrar rábano en agosto.
Rábano

El rábano es un tubérculo de fácil cuidado. Se puede cultivar en el suelo, en la huerta, o en maceta,  colocada en el balcón o terraza. Para cultivar unos 20 rábanos, necesitarás una maceta de al menos 20 cm de diámetro. El sustrato utilizado  debe ser ligero y drenante. Para hacer esto, coloque una capa de guijarros de arcilla o grava en el fondo de la maceta para promover el drenaje y llene la maceta con tierra para macetas y arena  mezcladas en partes iguales.  Luego siembre las semillas en la maceta, espaciándolas a 1 o 2 cm de distancia. Luego cubra las semillas con 1 cm de tierra, luego riegue  después de haber compactado la tierra. Durante el período de germinación, es importante mantener el sustrato húmedo, pero sin que quede empapada.

El rábano aprecia el sol, pero teme el calor fuerte, de ahí la importancia de mantener la tierra siempre fresca y húmeda, y de no plantar el rábano a pleno sol  durante los períodos de ola de calor.

  • Planta el pensamiento en agosto
Pensamiento

También llamada violeta de jardín, el pensamiento es una planta con flores que tiene la particularidad de ser decorativa. Se puede plantar en agosto  y se presta bien  al cultivo en contenedores . Para hacer esto, simplemente coloque una capa de bolas de arcilla en el fondo de la olla para promover el drenaje. El pensamiento también aprecia un suelo drenado, pero también rico. Después de plantar, el pensamiento no requiere mucha agua. Por otro lado, recuerda  regarla regularmente en verano,  durante la época de calor. Para promover la floración de su planta, evite el uso excesivo de fertilizantes nitrogenados que estimulan el desarrollo del follaje  en detrimento de las flores.

El pensamiento puede estar sujeto al ataque de babosas o pulgones. En caso de infestación, rocíe sus plantas con jabón negro y alterne con estiércol de ortiga,  que es un insecticida natural.