Un truco rápido y fácil para resolver un gran problema, basta con poner el ajo dentro de un frasco. ¿Sabes para qué sirve? El resultado te sorprenderá.

Resuelva un problema poniendo ajo en el frasco

LOS ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS DE HOY SON:

  • Retirada de alimentos: cuidado con el suplemento, posible riesgo químico
  • Calefacción: empieza a hacer frío pero con este innovador sistema se puede ahorrar mucho dinero
  • Dile adiós a la suciedad de los suelos de terracota gracias a esta mezcla superpotente

El ajo es uno de esos elementos que nunca pueden faltar en la cocina porque se utiliza en la preparación de muchas recetas. Además de dar más sabor a los platos, tiene muchas propiedades que pueden aportar importantes beneficios al organismo.

No todo el mundo sabe que esta preciosa planta contiene alcaloides, una sustancia que realiza una acción similar a la de la insulina, por lo que reduce el nivel de azúcar en la sangre. Entre sus múltiples propiedades, da un aspecto saludable a la piel y favorece el crecimiento del cabello. El ajo también tiene una función antibiótica y fortalece el sistema inmunológico.

Sin embargo, el olor que desprende cuando se corta no es del agrado de todos, de hecho a muchos no les gusta usarlo precisamente para evitar oler ese olor fuerte y desagradable en las manos incluso durante días. Sin embargo, para solucionar este gran problema, existe una solución sencilla y súper efectiva que consiste en ponerlo dentro de un frasco. ¿Qué hay que hacer a continuación? Sigue leyendo los siguientes párrafos para descubrirlo, el resultado final te dejará sin palabras.

 

 

Aquí se explica cómo resolver un gran problema poniendo ajo en un frasco

Ajo en frasco para resolver el problema

El método que te vamos a explicar te ayudará a resolver un problema que para muchos es muy grande, ¿cuál? El olor a ajo en las manos después de pelarlo. Todo lo que necesita es un frasco de vidrio y en poco tiempo sus dientes de ajo estarán listos para usar. Te sorprenderá ver que puedes pelarlo sin tener que tocarlo necesariamente.

Con este simple y rápido movimiento, puedes pelar incluso una cabeza entera de ajo. ¿Qué? Lo primero que tienes que hacer es poner las cuñas dentro del frasco de vidrio, luego cubrirlo con la tapa, preferiblemente hermética. En este punto, con las manos comiencen a temblar vigorosamente, notarás inmediatamente que la cáscara se desprenderá en unos segundos sin que las hayas tocado con las manos.

Sin embargo, existen otros trucos útiles que te permitirán pelar el ajo sin tocarlo. Una es poner las cuñas en el microondas dentro de un bol y luego seleccionar la potencia máxima durante unos diez segundos. Tan pronto como saques el ajo, la cáscara se habrá desprendido por completo.

Otro remedio infalible es poner los dientes de ajo en un bol pequeño con un poco de agua, dejándolos en remojo durante unos diez minutos. Después de estar en contacto con el agua, la cáscara se eliminará muy fácilmente. Todas estas son excelentes maneras de pelar el ajo rápidamente sin tocarlo, por lo que sus manos nunca apestarán después de usarlo.