Lo usas habitualmente para cocinar tu pollo asado, tus pizzas y tu buen plato de lasaña. Baste decir que el horno es un aparato de cocina del que es difícil prescindir. Sin embargo, puede acumular suciedad y manchas de grasa difíciles de eliminar. Mientras se cocina la comida, las rejillas y el vidrio pueden ensuciarse y presentar salpicaduras. Para ayudarlo a realizar la limpieza manual del horno, aquí hay un consejo de sal que debe conocer.

Entre los métodos de cocción más saludables está la cocción al vapor o al horno a bajas temperaturas. Ya sea que tengas un horno tradicional, eléctrico o de convección, la limpieza de las paredes del horno es fundamental para eliminar la suciedad y combatir los malos olores. Este truco de la sal te permitirá vencer la suciedad y mantener tu horno lo mejor posible.

¿Cómo limpiar el horno con sal?

Un horno obstruido puede emitir un humo acre debido a residuos grasosos que queman y alteran el sabor de la comida. Para mantener su electrodoméstico, debe limpiarlo regularmente. Y si esta tarea parece interminable, sepa que hay consejos para facilitar el trabajo de limpieza. La sal es uno de los métodos de la abuela  que te permitirá desengrasar tu horno y eliminar las manchas más rebeldes.

sal

La sal es un limpiador natural – Fuente: spm

Para desalojar la suciedad que puede aparecer durante la cocción de tus alimentos, solo necesitas sal gruesa.

  • Comience vertiendo una taza de sal gruesa en ½ litro de agua y luego mezcle para obtener una preparación homogénea.
  • Aplicar la mezcla sobre las superficies sucias y dejar actuar durante unos veinte minutos.
  • Use un paño húmedo para fregar su horno

Este truco muy efectivo te permite limpiar el horno y devolverle su brillo sin utilizar productos químicos.

Otros consejos naturales para una buena limpieza del horno

Además de la sal gruesa, existen muchas alternativas naturales que pueden limpiar y hacer brillar tus electrodomésticos.

Para limpiar tu horno, puedes optar por:

  • Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es un producto multiusos que ha demostrado su eficacia en la limpieza del hogar. Dotado de propiedades blanqueadoras y desinfectantes, este producto puede luchar contra la suciedad más resistente. Mezcla 5 cucharadas de bicarbonato de sodio con un poco de agua hasta formar una pasta. Usando un paño, aplique la pasta en las áreas sucias y frote para eliminar las manchas.

  • vinagre y sal
vinagre sal

El vinagre blanco es efectivo para lavar el horno y desinfectar todas las superficies de la casa. Espolvorea sal en el horno y luego vierte vinagre blanco en una botella con atomizador. Rocíe su horno antes de fregar con una esponja para eliminar las manchas difíciles.

  • jugo de limon
jugo de limon

El jugo de limón tiene propiedades desengrasantes – Fuente: spm

El jugo de limón es un formidable agente limpiador  contra las manchas de grasa y los malos olores. Para este truco, vierte el jugo de dos limones en un recipiente apto para horno y colócalo en el horno a temperatura baja durante 30 minutos. Luego, use un paño de microfibra para fregar y limpiar su horno.

  • agua jabonosa
agua jabonosa

El agua jabonosa se obtiene del producto lavavajillas. Este es un desengrasante natural que limpia a fondo las rejillas del horno sin dañarlas. Comience quitando las rejillas y luego colóquelas en el fregadero. Luego, mezcle agua caliente y jabón para platos. Con una esponja húmeda empapada en esta mezcla, frote las rejillas para eliminar la suciedad antes de enjuagar con agua tibia.

Para su seguridad, espere siempre a que el aparato se enfríe antes de limpiarlo.

Ya conoces los trucos naturales para limpiar, desodorizar y dar brillo a tu horno.