Con este único ingrediente conseguirás limpiar inmediatamente el plato de ducha y olvidarte de la suciedad y los malos olores.

Plato de ducha

Te desvelamos el método para limpiar tu plato de ducha para que esté reluciente en todo momento.

Cómo limpiar el plato de ducha

El plato de ducha es un elemento fundamental en el mobiliario del baño, pero también uno de los más expuestos a incrustaciones y manchas debido a la presencia de cal y bacterias. Sin embargo, mantenerlo limpio e higienizado no es difícil: basta con seguir algunos sencillos consejos y utilizar los productos adecuados.

Es importante eliminar periódicamente los depósitos de cal que se formen. Una forma eficaz de hacerlo es utilizar un detergente antical específico , que se encuentra fácilmente en el mercado. Alternativamente, puedes utilizar una solución con ingredientes naturales. En ambos casos es importante dejar actuar el producto unos minutos antes de retirarlo con un cepillo y aclarar bien.

Para evitar la formación de manchas e incrustaciones, es importante limpiar el plato de ducha después de cada uso . De esta forma se eliminan los restos de jabón y residuos de agua dura que se depositan en la superficie. Además, puedes utilizar un limpiador de platos de ducha que evite la formación de cal y bacterias.

Limpiar el plato de ducha

Para mantener limpio el plato de ducha en el tiempo es importante utilizar una alfombra antideslizante y una cortina de ducha. De esta forma se evita que la cal y las bacterias se depositen en la superficie. El uso de un filtro de agua antical también puede resultar útil para reducir la cantidad de cal presente en el agua.

En general, es importante prestar atención a la limpieza para mantener un ambiente higiénico y saludable en tu hogar. La limpieza regular y el uso de los productos adecuados pueden marcar la diferencia. Además, el uso de remedios naturales puede resultar eficaz para eliminar la cal y las bacterias.

Utiliza este ingrediente y olvídate de la cal

La pesadilla de la cal es un problema común para muchas personas, pero existen varias formas de combatirla. Además de los productos desincrustantes disponibles comercialmente, también existen remedios naturales que pueden resultar eficaces. Una de ellas es una crema elaborada con bicarbonato de sodio .

Para preparar esta crema, simplemente mezcla bicarbonato de sodio con agua. Para que sea aún más eficaz, también puedes añadir sal gruesa y vinagre. Mezclar en un bol hasta obtener una consistencia tipo crema .

Es importante evitar exagerar con las dosis, ya que la mezcla tiende a crear mucha espuma. Una vez obtenida la crema, es necesario extenderla sobre el plato de ducha y dejar actuar unos 10 minutos.

Plato de ducha

Pasado este tiempo, puedes frotar el plato de ducha con un paño suave pero resistente para eliminar todas las incrustaciones. Por último, es importante enjuagar con abundante agua tibia para asegurarnos de que no queden residuos.

Este método es eficaz para eliminar la cal del plato de ducha y también de los azulejos del baño en general.
Además, es una alternativa económica y natural a los productos industriales y menos nocivos para el medio ambiente.
También se puede utilizar en otros elementos de la casa como grifos, duchas y lavabos, no sólo en platos de ducha.