El almendro es un árbol que requiere unas condiciones climáticas particulares para poder crecer y dar frutos. En general, el almendro se adapta bien a climas templados, con veranos calurosos y secos e inviernos suaves. Por ello está muy presente en algunas zonas del sur e insular de Italia.




Lea también:

  • Estas son las flores de colores más hermosas de esta temporada: el ranking
  • Limpieza de las persianas: aquí está el truco para limpiarlas rápidamente
  • Si ves lagartijas en las paredes de tu casa, esto es lo que debes hacer

Cómo y dónde plantar el almendro

El almendro es un maravilloso arbusto que requiere de cuidados y atenciones especiales para poder dar excelentes resultados. Ten en cuenta también que la producción de almendras requiere de algunos años, por lo que si quieres cultivar con orgullo un árbol amable y delicado, con marcadas armonías entre flores y frutos, ármate de paciencia y también de tozudez para tener un resultado final de un florido y magnífico A continuación te daré algunos consejos sobre cómo y dónde plantar el almendro:

  • La elección de la tierra. El almendro prefiere suelos bien drenados, profundos y fértiles. Es importante que el suelo sea rico en materia orgánica y que no sea demasiado calcáreo.
  • La exposición. El almendro necesita una buena exposición al sol para poder crecer y dar frutos correctamente. Lo ideal es una posición soleada protegida de los vientos fríos.
  • El período de siembra. La época ideal para plantar almendros es el otoño o finales del invierno. De esta manera, el árbol tendrá tiempo de echar raíces mucho antes de que llegue la estación cálida.
  • La preparación del terreno. Antes de plantar el almendro, es importante preparar el suelo quitando las malas hierbas y las piedras. Además, es recomendable añadir abono orgánico para enriquecer la tierra.
  • Planta el árbol. Para plantar el almendro, debe cavar un hoyo de aproximadamente el doble del diámetro del cepellón del árbol. Luego, la plántula se coloca en el centro del hoyo y se cubre con tierra.
  • El riego. El almendro necesita una buena cantidad de agua, especialmente durante los primeros años de vida. Es importante regar el árbol regularmente, pero evite crear encharcamientos.
  • Poda. La poda es importante para mantener el árbol saludable y estimular el crecimiento y la producción de frutos. Se aconseja podar en invierno, cuando el árbol se encuentra en reposo vegetativo.

El almendro es una planta típica de las regiones de clima templado, que prefiere suelos bien drenados, soleados y con un pH neutro o ligeramente alcalino. En general, es importante elegir un lugar luminoso que esté resguardado de los vientos fríos del invierno. Es posible plantar el almendro tanto en tierra como en macetas. En ambos casos, es importante elegir un sustrato con buen drenaje y rico en nutrientes. El final del invierno y el comienzo de la primavera marcan el proceso de floración del almendro. En el valle de los templos de Agrigento, por ejemplo, entre finales de febrero y marzo, es posible admirar una maravillosa extensión de almendros en flor.