Hay tareas del hogar que son un poco más tediosas que otras, pero aún así son inevitables. Limpiar la nevera es una de ellas. Con el tiempo, se forma una gruesa capa de hielo alrededor de las paredes y estructuras del dispositivo. Esta capa no solo reduce el espacio disponible en el congelador, sino que también puede interferir con su funcionamiento normal. ¡Esto generalmente resulta en un alto consumo de energía y una adición necesariamente más salada!

Por eso es fundamental descongelar el frigorífico al menos dos o tres veces al año.

¿Cómo descongelas y limpias tu dispositivo? Una operación sencilla y rápida que te desvelamos en este artículo.

vaciarlo por completo

Antes de llevar a cabo esta operación, le recomendamos encarecidamente que lea atentamente las instrucciones proporcionadas por el fabricante de su aparato relativas a su mantenimiento y limpieza para evitar posibles inconvenientes.
Entonces, antes que nada, antes de comenzar, obviamente debes vaciar completamente tu congelador. El problema surge cuando tienes mucha comida congelada que podría echarse a perder. Entonces sería útil obtener bolsas isotérmicas, para insertar  cubitos de hielo  en ellas para mantener los alimentos congelados lo más fríos posible.

Nota  : si el proceso de descongelación comenzó al final del proceso de limpieza, coloque los alimentos en el refrigerador y consúmalos dentro de las 24 horas. ¡Esto evitará cualquier riesgo de envenenamiento!

Apague su refrigerador y congelador

congelador

Congelador – Fuente: spm

Es muy importante apagar y desenchufar el frigorífico y el congelador antes de limpiarlos. Esto le permitirá limpiarlos de forma segura. Aprovecha para retirar todos los compartimentos y cajones.

También puede ser útil colocar trapos alrededor del dispositivo para absorber el agua que pueda salir.

Descongelamiento rápido

La capacidad de acelerar el proceso de derretimiento del hielo le permitirá guardar los alimentos que congeló y sacó lo más rápido posible.
Básicamente depende de dos métodos diferentes.

Un cuenco de agua caliente

tazón de agua caliente

Cuenco de agua caliente – Fuente: spm

Este primer método, que facilita la descongelación rápida del congelador, consiste en colocar un recipiente con agua caliente en cada compartimento del aparato.

Advertencia: el agua no debe estar hirviendo y tampoco el bol. Porque el alto calor podría comprometer la capa aislante del congelador, creando una ruptura térmica. Este último no solo hará que se forme más hielo, sino que también puede dañar el congelador.

El secador de pelo

secador de pelo

Secador de pelo – Fuente: spm

Este segundo método consiste en derretir los trozos de hielo más duros con un secador de pelo a velocidad media. Si optas por este truco, procede con mucho cuidado para limpiar el  frigorífico de  forma segura. Para ello, manténgase sobre todo alejado de charcos de agua y mantenga el cable del secador de pelo lo más alejado posible del hielo y el agua.

Sea cual sea el método que utilices, te sugerimos colocar una toalla o paño en la zona más baja del congelador. Esto absorberá el agua y facilitará la limpieza.

usa una espátula

Para que sea más fácil descongelar el resto del hielo, puedes utilizar una espátula, preferiblemente de plástico o silicona. Al ser este proceso muy delicado, es muy importante que sus movimientos se realicen con mucha delicadeza para evitar el riesgo de dañar las paredes del congelador.

seca todo

Una vez finalizado este proceso, lo único que tienes que hacer es secar todo el congelador, utilizando una toalla o paños de microfibra.

Limpieza

Este paso de limpieza es rápido y se puede realizar con remedios naturales. Ten siempre en cuenta que debes evitar el uso de productos abrasivos y agresivos. Por ejemplo, apuesta por el vinagre blanco, un ingrediente perfectamente inocuo cuyas propiedades limpiadoras, blanqueadoras y desengrasantes han sido ampliamente probadas.

Tome un tazón y llénelo con partes iguales de agua y vinagre blanco. Moje un paño suave, escúrralo y comience a limpiar toda la superficie del  congelador . Este versátil producto también tiene propiedades desinfectantes y antiolores que te ayudarán a eliminar la suciedad y dejar las superficies limpias y brillantes. Para mayor eficacia, puedes usar otro ingrediente con increíbles beneficios de limpieza, eliminación de manchas y desodorización: por supuesto, es el bicarbonato de sodio. Todo lo que necesita hacer es disolver dos cucharadas de bicarbonato de sodio en un recipiente con agua. ¡Y tu congelador quedará como nuevo!

Empaquetadura

¡No olvide que también debe limpiar la junta de su refrigerador o congelador!

Para ello, mezcla 200 ml de vinagre blanco y 200 ml de agua y añade unas cucharadas de bicarbonato de sodio. Esta mezcla ideal se puede aplicar directamente sobre las articulaciones.

Un consejo: para mantener la junta como nueva y evitar la formación de moho, vierta unas gotas de aceite de oliva en un paño suave y séquelo.

Después de limpiar bien tu congelador, si mantienes tu electrodoméstico ordenado y almacenas bien tus alimentos, ¡se mantendrá limpio y en buenas condiciones por más tiempo!

Nota

Te recordamos la importancia de cuidar bien tu congelador y limpiarlo de forma segura. Siga siempre las instrucciones del fabricante y póngase en contacto con un especialista en caso de problemas.