La lavanda es una planta versátil y muy apreciada por su aroma distintivo y sus propiedades curativas. Gracias a su facilidad de cultivo y su aroma envolvente, cada vez son más las personas que se decantan por el cultivo casero. En este artículo descubrirás todos los secretos para cultivar lavanda en casa y mantener su intenso y agradable aroma. Aprenderá cómo elegir el tipo de suelo y la ubicación correctos, cómo regarlo y podarlo correctamente, y cómo usar sus flores para hacer tés de hierbas caseros y aceites esenciales.




Lea también:

  • Estas son las flores de colores más hermosas de esta temporada: el ranking
  • Limpieza de las persianas: aquí está el truco para limpiarlas rápidamente
  • Si ves lagartijas en las paredes de tu casa, esto es lo que debes hacer

Cómo cultivar lavanda en casa

La lavanda es una planta aromática que también se puede cultivar en casa, tanto por la belleza de sus flores moradas como por el olor que desprende en el ambiente. Estos son algunos consejos para cultivar lavanda en casa y tener plantas súper aromáticas:

  1. Elige una maceta con buen drenaje. La planta ama el agua, pero no tolera el encharcamiento. Asegúrate de que el jarrón tenga agujeros en el fondo para que se drene el exceso de agua.
  2. Use tierra para macetas bien drenada. La lavanda prefiere suelos arenosos y bien drenados. Si tu suelo es arcilloso o demasiado compacto, puedes añadir arena o perlita para mejorar el drenaje.
  3. Exponga la planta a la luz solar directa. La planta requiere al menos 6-8 horas de luz solar al día para crecer sana y fuerte. Intenta colocar la maceta en un lugar soleado de la casa.
  4. Riegue la planta regularmente. La lavanda necesita una buena cantidad de agua para crecer, pero no demasiada. Riegue la planta cuando la tierra se sienta seca al tacto, pero evite mojar las hojas.
  5. Fertilice la planta cada 2-3 meses. La planta necesita nutrientes para crecer exuberante y fragante. Use un fertilizante equilibrado para asegurarse de que la planta obtenga todos los nutrientes que necesita.

Cómo tener lavanda súper fragante durante mucho tiempo

Hay algunos métodos y trucos para tener lavanda súper fragante durante mucho tiempo. Por ejemplo, recoger lavanda en el momento adecuado. De hecho, la lavanda tiene el mayor aroma cuando está en plena floración. Se cosecha mejor cuando los cogollos acaban de abrirse. Secar la lavanda adecuadamente ayuda a conservar su aroma. Cuelga las ramitas en un lugar seco, fresco y bien ventilado hasta que estén completamente secas. Evita exponer la lavanda a la luz solar directa, ya que puede hacer que pierda su color y aroma. Una vez seca, guarde la lavanda en un recipiente hermético o en una bolsa hermética. Guarde el recipiente en un lugar fresco, seco y fuera de la luz solar directa.