Limpiar puertas de madera sin dañarlas es posible simplemente frotando una patata sobre la madera.

Patatas para limpiar puertas de madera.

Amueblar una casa significa prestar atención a cada elemento que caracteriza los distintos ambientes. De hecho, todo hay que elegirlo prestando mucha atención y sobre todo hay que hacer todo lo posible para cuidarlo.

No nos referimos sólo a los llamados complementos de decoración y, por tanto, por ejemplo a mesas, sillas y muebles en general. Pero también hablamos de  puertas de madera, tanto exteriores como interiores, que muchas veces se limpian de forma incorrecta hasta el punto de correr el riesgo de estropearlas.

Entonces, ¿cómo podemos cuidarlo de la mejor manera? Y sobre todo, ¿cómo limpiar puertas de madera sin tener que utilizar necesariamente productos nocivos e inadecuados? A continuación intentaremos responder a esta pregunta y brindarle algunos consejos útiles.

Cómo limpiar puertas de madera sin estropearlas

Hay puertas en todas las casas. Y en el caso concreto de las puertas de madera tanto de interior como de exterior . No todos son iguales sino que pueden ser de varios tipos y colores. En cualquier caso, sin embargo, se debe prestar mucha atención a su cuidado y, por tanto, a su limpieza.

La propia madera debe considerarse un material especialmente delicado, por lo que se aconseja evitar el uso de productos que puedan resultar inadecuados o incluso agresivos. Productos que pueden dañar de alguna manera la madera, dejándola poco brillante o incluso opaca. Pero, ¿cuáles son exactamente los productos que se deben evitar? Entre ellos se pueden citar, por ejemplo, el alcohol o el amoniaco o incluso los detergentes abrasivos.

Por el contrario, el consejo es recurrir al uso de algunos remedios útiles presentes en la naturaleza. Los clásicos remedios de la abuela, sencillos y eficaces , que no implican el uso de productos nocivos o especialmente agresivos.

En particular, las puertas exteriores y no las interiores están más expuestas a manchas y huellas dactilares de diversos tipos capaces de arruinar la madera. Y esto se debe a que también están expuestos a diferentes condiciones atmosféricas. Y por tanto agua, viento, granizo etc. En cualquier caso, para limpiarlos no será necesario utilizar productos específicos sino simplemente buscar en tu despensa.

Además, siempre hablando de puertas exteriores de madera, para evitar que se dañen por los agentes atmosféricos antes mencionados, se aconseja prestar atención también a la pintura utilizada. De hecho, existe un tipo de pintura resistente y al mismo tiempo impermeable gracias a la cual es posible prevenir absolutamente los daños causados ​​por el viento o la lluvia.

Papas

La patata es un excelente ingrediente para limpiar puertas de madera.

Queriendo entrar en más detalles, es posible decir que un excelente remedio natural es aquel que implica el uso de patatas. Un ingrediente que se puede encontrar muy fácilmente en cualquier despensa y que, además de ser de gran ayuda para la preparación de platos sabrosos, también puede utilizarse para limpiar puertas de madera.

El consejo, para evitar desperdicios, es utilizar patatas germinadas. Y por tanto patatas que ya no se pueden consumir y corren el riesgo de ser tiradas a la basura.

Llegados a este punto, sin embargo, muchos se preguntarán ¿cómo proceder con la limpieza de las puertas? Esta pregunta se puede responder afirmando que en primer lugar simplemente necesitarás tener disponible 1 papa y 1 paño de algodón . Sólo después de haber recuperado los suministros necesarios será posible proceder.

El procedimiento a seguir

patata en la puerta

En concreto, necesitarás coger la patata , lavarla y luego cortarla por la mitad. Luego se frotará directamente sobre las superficies de la puerta, teniendo cuidado de pasarlo también por las manijas. De hecho, el propio tubérculo actuará para evitar que se arruine la pintura de la madera. Y al mismo tiempo también funcionará eliminando las manchas.

Después de haber pasado la patata sobre la puerta de madera, simplemente coge un paño húmedo previamente bien escurrido y pásalo por la puerta para eliminar todo rastro de suciedad. No sólo eso, al utilizar el paño también evitarás dejar rayas y manchas en la puerta. Después de haber hecho todo esto, tu puerta de madera volverá a brillar. Y lucirá brillante y limpia como nunca antes.