¿Tienes zapatos favoritos que ya no puedes usar por el mal olor? No te desesperes, porque existen trucos de abuela para eliminar los malos olores y devolver a tus zapatos su fragancia original. En este artículo, lo guiaremos a través de algunas formas naturales y caseras de limpiar y perfumar los zapatos malolientes, utilizando ingredientes simples que probablemente ya tenga en la casa. Verás que con un poco de cuidado y atención, tus zapatos quedarán como nuevos y listos para usarse nuevamente.




Lea también:

  • Estas son las flores de colores más hermosas de esta temporada: el ranking
  • Limpieza de las persianas: aquí está el truco para limpiarlas rápidamente
  • Si ves lagartijas en las paredes de tu casa, esto es lo que debes hacer

Cómo limpiar y perfumar los zapatos malolientes: el truco de la abuela

Existen varios remedios naturales para eliminar los malos olores de los zapatos. Por ejemplo:

  • La cáscara de limón es un excelente desodorante natural gracias al aceite esencial que contiene. Simplemente frota suavemente la cáscara de un limón dentro de tus zapatos y déjalos al aire libre durante unas horas.
  • El bicarbonato de sodio es otro remedio eficaz para los olores desagradables. Simplemente espolvoree un poco de bicarbonato de sodio dentro de sus zapatos y déjelo actuar durante unas horas antes de quitarlo con un paño.
  • El congelador es otra opción para eliminar los malos olores de los zapatos. Simplemente coloque los zapatos en una bolsa de plástico y luego en el congelador durante la noche. El frío mata las bacterias responsables de los olores y los zapatos estarán frescos y con un olor fresco al día siguiente.
  • Hojas de té. Pon algunas hojas de té dentro de tus zapatos y déjalos toda la noche. El té tiene propiedades absorbentes y ayuda a eliminar los olores.
  • Vinagre blanco. Mezcla partes iguales de vinagre blanco y agua y rocíalo dentro de tus zapatos. Dejar actuar unos minutos y luego secar con un paño.
  • Aceites esenciales. Pon unas gotas de aceites esenciales como árbol de té, lavanda o limón en una bola de algodón y colócala dentro de tus zapatos. Esto ayudará a neutralizar los olores y dejará un aroma fresco.
  • Sal. Pon un poco de sal en el interior de los zapatos y déjalo actuar unas horas. La sal absorberá los olores y hará que tus zapatos estén más frescos.

Los zapatos que huelen mal también pueden ser causados ​​por hongos u otras infecciones en los pies. En estos casos, es importante buscar atención médica para un diagnóstico y tratamiento adecuados. Además, algunos tejidos utilizados para el calzado, como el cuero sintético u otros materiales sintéticos, pueden ser causantes de la formación de olores desagradables. Mantener los zapatos en espacios cerrados, como armarios o cajas, puede contribuir a la acumulación de humedad y la formación de olores. Es importante no lavar los zapatos en la lavadora, ya que esto puede dañar los materiales y empeorar el olor.