Press ESC to close

¿Tienes miedo de que el frío dañe tus plantas? Así que debes hacer esto sin esperar

Cuando llega el frío y bajan las temperaturas, algunas plantas de interior requieren una atención especial. Y por una buena razón, no todos tienen la misma capacidad para soportar las bajas temperaturas del invierno. Te ofrecemos una solución a adoptar para proteger tus plantas y evitar que el frío las dañe.

¿Cómo proteger las plantas de interior del frío?

Lo primero que debes hacer cuando las temperaturas empiezan a bajar  es cambiar la ubicación de tus plantas. Llévate a casa las plantas propensas a las heladas  que tienes en el balcón  o la terraza. También tenga cuidado de no colocarlos en ningún lugar de la casa. Puede mantenerlos cerca de una ventana  para asegurar una exposición a la luz,  pero tenga cuidado de que su follaje no toque la superficie fría de la ventana. Las hojas pueden así marchitarse o congelarse. Tenga en cuenta que sería mejor  mantener las plantas alejadas de ventanas o miradores, si hace mucho frío. Proteja también sus plantas de las corrientes de aire y asegúrese  de mantenerlas alejadas de cualquier fuente de calor, a saber, el radiador o la chimenea. Estos secan el aire circundante y, por lo tanto, también corren el riesgo de secar sus plantas.

 Cuida las plantas de interior

Para plantas de interior frágiles, es recomendable cubrirlas para protegerlas del frío. Para ello, puedes envolver las macetas con papel de periódico  o cubrir con mantillo la tierra de tus plantas,  para proteger sus raíces del frío y limitar la evaporación del agua. Puedes hacer un mantillo a base de compost o hierba,  o elegir componer un mantillo más decorativo  con cáscaras de frutas o astillas de madera.

¿Cuáles son las otras acciones a tomar para proteger las plantas de interior durante las estaciones frías?

Para evitar que los descensos de temperatura impacten en tus plantas, puedes brindarles los siguientes cuidados.

  • Regar las plantas de interior

El uso de la calefacción, cuando bajan las temperaturas, seca el aire circundante. Entonces se vuelve importante  regar sus plantas de interior.  Para ello,  elige agua tibia,  preferiblemente desmineralizada. Para proporcionar a tus plantas, especialmente a las tropicales, un nivel de humedad suficiente,  puedes guardarlas en el baño.  También recuerde rociar el follaje de las plantas diariamente,  para evitar que las hojas se sequen.

Regar una planta de interior

  • Proporcionar a las plantas suficiente luz.

Las plantas de interior necesitan luz para su fotosíntesis. Si tu casa recibe poca luz, sobre todo en invierno, es recomendable  utilizar iluminación artificial.  Las plantas verdes también necesitan entre 12 y 14 horas de luz. Las plantas con flores necesitan entre 14 y 16 horas de exposición a la luz. Dicho esto, puedes  colgar una lámpara a 30 cm por encima de las plantas.  Puede usar una bombilla fluorescente o una lámpara de horticultura. Por otro lado, evita las bombillas halógenas que desprenden mucho calor,  además de consumir mucha energía.  Ten en cuenta que si el follaje de tus plantas comienza a ponerse amarillo,  significa que les falta luz.

 También es recomendable mantener las plantas de interior en una habitación luminosa a temperatura ambiente. Evita sobrecalentar tu hogar,  para asegurar la supervivencia de tus plantas.

Gracias a estos consejos, protegerás del frío a tus plantas de interior y las ayudarás a sobrellevar mejor estos periodos fríos del año.