¿Sabías que con una taza de café en el baño puedes conseguir resultados increíbles? La verdad es que el efecto es excepcional y siempre lo conseguirás. ¡Descubramos por qué deberías verter una taza de café en el inodoro de casa!

Café en el baño

El baño es el ambiente doméstico que se ensucia con mayor facilidad y que necesita una limpieza más frecuente y cuidadosa que otros. En particular, una limpieza cuidadosa del inodoro es fundamental para eliminar los gérmenes y bacterias que inevitablemente se acumulan allí día tras día. Además, el inodoro tiende a ponerse amarillo si no se utiliza alguna solución que lo devuelva blanco y brillante.

De hecho, en ocasiones el desengrasante o detergente común no es suficiente para blanquear el inodoro , pero entonces ¿qué debemos hacer? En estos casos existe un remedio a utilizar, que es muy efectivo y te permitirá solucionar el problema.

No lo creerás, pero una taza de café permite obtener resultados aún mejores que los detergentes profesionales, es natural y no altera el material. Evidentemente, combinado con otros ingredientes , permite obtener excelentes resultados. ¡Descubramos cómo preparar la solución a base de café para eliminar gérmenes y bacterias del inodoro y devolverle su esplendor original!

taza de cafe

El café también es útil para el aseo del baño.

Como es bien sabido, el café es la bebida favorita de los italianos , pero también es un excelente remedio para el aseo del baño. Sus efectos funcionan para solucionar diversos problemas de la piel, actúan como fertilizantes naturales para las plantas, mejoran el cabello y como hemos dicho también solucionan problemas en el baño.

Puedes utilizar el café sobrante para aprovechar sus beneficios y así también evitas el desperdicio. Excelente para facilitar las tareas del hogar, el café embriaga con su intenso aroma , hasta el punto de que se esparce por las habitaciones y las hace más acogedoras y agradables.

¿Por qué tirar café por el inodoro?

Hay muchas razones por las que necesitas tirar el café por el inodoro. En primer lugar, es excelente para eliminar gérmenes y bacterias del inodoro, pero también es ideal para blanquear paredes que muchas veces quedan amarillentas por la suciedad que nunca ha desaparecido del todo con otras soluciones.

La eficaz acción del café, combinada con la del bicarbonato de sodio, permite eliminar el color amarillento y las posibles incrustaciones que se depositan en el fondo . Además, el aroma de esta combinación elimina los malos olores que se elevan desde el inodoro y deja un agradable aroma en la habitación.

Se necesita muy poco para preparar este remedio al alcance de todos y muy poco, sobre todo porque se trata de ingredientes que ya tienes en casa. En el caso del café, sólo hay que reutilizar los restos para ahorrar dinero y al mismo tiempo reciclarlo, lo cual es bueno para el medio ambiente.

Cómo preparar la solución de una taza de café.

Para obtener una solución eficaz para eliminar las bacterias del inodoro y dejarlo nuevamente blanco, necesitas algunos ingredientes, fáciles de encontrar y sobre todo económicos. Esto es lo que son:

  • 1 taza de café;
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio;
  • 3 tapas de peróxido de hidrógeno;
  • 100 ml de agua.
Café en el baño

Coloca todos los ingredientes en un bol de vidrio y mezcla con una cuchara hasta que se mezclen perfectamente, luego transfiere la solución obtenida a una botella de plástico equipada con un vaporizador . Después de llenarlo usando un embudo para evitar que se derrame, rocíe directamente en el inodoro varias veces.

Toma el cepillo del baño y comienza a limpiar las paredes del inodoro para eliminar la suciedad y blanquearlas. Una vez finalizada la operación, descarga el inodoro y tu inodoro  quedará reluciente y perfectamente higienizado .

El método también es perfecto para eliminar los malos olores provenientes del inodoro, de hecho, el baño quedará con un aroma delicioso. Si vuelven los malos olores, no dudes en repetir este tratamiento todos los días y continuar durante al menos una semana.