Press ESC to close

3 consejos para renovar sillas y mesas de jardín de plástico

Las sillas y mesas de jardín son muebles que no deben pasarse por alto. Constantemente expuestos al clima ambiental y al posible mal tiempo, merecen un mantenimiento regular. Porque eso sí, entre la lluvia, el sol y el frío, no se salvan. Se ensucian rápidamente y, a menudo, se ven tristes. Entonces, ¿cómo cuidar estos muebles y hacer que se vean frescos nuevamente? Te desvelamos nuestros consejos…

 

Muebles de jardín sucios

¿Cómo limpiar y reavivar el color de las sillas y mesas de jardín de plástico?

Antes de querer aprovechar el aire libre para relajarse, sin duda sería el momento de cuidar tus sillas y mesas de jardín. ¡Más aún si son blancos por supuesto! No te estamos enseñando nada al decirte que con el tiempo y por factores externos, estos muebles se ensucian fácilmente y es probable que se llenen de manchas si no se limpian con regularidad. ¿Es este el caso de sus muebles de jardín? Si es así, ¡es hora de arremangarse! Estos trucos están ahí para ayudarte a revivirlos en unos momentos:

Muebles de plástico en la terraza.

El método de limpieza con vinagre blanco

Para restaurar sus muebles de jardín a su antiguo esplendor, ¡probablemente tenga todo lo que necesita en casa! El vinagre blanco escondido en algún lugar de su despensa es muy efectivo para revivir su color. Gracias a su poder limpiador y quitamanchas que no necesita presentación, puede blanquear tus sillas de jardín de plástico en unos instantes. Así es como puedes hacerlo:

  1. Comience haciendo una mezcla de una parte de vinagre blanco y dos partes de agua;
  2. Remueve bien para que el vinagre blanco se diluya correctamente en el agua;
  3. Vierta la solución en una botella con atomizador y aplíquela a las sillas y mesas de jardín de plástico. También es preferible insistir especialmente en las zonas más propensas a la suciedad;
  4. Dejar actuar unos minutos;
  5. Frote suavemente sus muebles de jardín con un paño suave y admire el resultado. ¡La suciedad desaparece como por arte de magia! La silla debe volver a su color original.

Si por el contrario la suciedad resulta más resistente de lo esperado, también puedes preparar una botella con atomizador en la que mezcles 1 cucharada de bicarbonato por 1 de agua. Aplicar sobre las superficies a tratar, dejar actuar unos minutos y frotar suavemente. No dude en repetir la operación si es necesario.

El truco del jabón de Marsella

Montón de jabones de Marsella

Aquí tienes un producto muy sencillo pero muy útil para limpiar de forma natural y muy eficaz todo tipo de superficies en casa. Si a menudo se confía en el jabón de Marsella para blanquear la ropa, bueno, ¡lo mismo puede decirse de su capacidad para blanquear los muebles de su jardín! Para convertirlo en un limpiador de muebles de jardín solo tienes que seguir unos pasos muy sencillos:

  1. Vierta 2 cucharadas de jabón líquido de Marsella en 1,5 litros de agua tibia;
  2. Vierta el agua jabonosa en una botella de spray;
  3. Revuelva copiosamente y… ¡eso es todo!
  4. Simplemente rocíe la silla o la mesa, enfocándose más en las partes sucias, luego déjelo actuar por unos minutos;
  5. Limpie con un paño suave y limpio y frote vigorosamente;
  6. Tus muebles de jardín están todos limpios;
  7. Todo lo que queda es dejar que se seque.

Dúo de bicarbonato de sodio y limón

¿Tus muebles de jardín no parecen fáciles de limpiar? Te sugerimos que confíes en un dúo en particular: bicarbonato de sodio y limón. ¡La propiedad ligeramente abrasiva del bicarbonato de sodio junto con el ácido natural del limón (ácido cítrico) es todo lo que necesita! Ambos ingredientes tienen la capacidad de descomponer la suciedad de la resina sin correr el riesgo de dejar marcas en el material.

  1. Mezcla 4 cucharadas de jugo de limón con 5 cucharadas de bicarbonato de sodio y una pequeña cantidad de agua. Ponga lo suficiente para obtener una masa lo suficientemente consistente;
  2. Con una esponja, aplique la pasta a los muebles de su jardín o muebles de patio;
  3. Dejar actuar unos minutos después de la aplicación;
  4. Use un paño suave húmedo para quitar el producto, luego enjuague y seque al aire. Bueno, eso es todo !

¡No es necesario recurrir a métodos agresivos basados ​​en productos químicos para tener sillas blancas como la nieve! Con estos sencillos consejos, sus muebles de jardín recuperarán su antiguo esplendor sin demasiada dificultad.