Press ESC to close

¿Por qué debería poner bicarbonato de sodio en sus plantas de tomate?

¿Se pregunta cómo puede cuidar las plantas manteniéndolas saludables? Llamamos su atención sobre un consejo simple que sugiere que confíe en el bicarbonato de sodio para cuidar sus plantas de tomate en particular. Te lo contamos todo.

 

planta de tomate

¿El bicarbonato de sodio es bueno para las plantas?

Sin un mantenimiento regular, las plantaciones pueden exponerse fácilmente a parásitos, enfermedades fúngicas o incluso moho. Y sí, por suerte resulta que el bicarbonato de sodio es un excelente antifúngico que ayuda a proteger a las plantas de estas enfermedades.

bicarbonato

¿Por qué poner bicarbonato al pie de las tomateras?

Para tus plantas de tomate en particular, el bicarbonato de sodio puede actuar como un antiparasitario mientras ayuda a reducir la acidez del suelo gracias a su naturaleza alcalina. El famoso polvo también es capaz de eliminar insectos parásitos absorbiendo su exoesqueleto. ¡Entonces tenemos un excelente control de plagas! Por lo tanto, puede esparcirlo al pie de las plantas de tomate.

También hay otras formas de usarlo para proteger mejor sus plantas de tomate…

Cómo usar bicarbonato de sodio para cuidar los tomates en el jardín: un consejo de los profesionales de la jardinería

¡El bicarbonato de sodio es, por lo tanto, uno de los tratamientos ecológicos más obvios si desea encontrar un truco natural para mantener sus plantas de tomate! En las siguientes líneas, revelamos cómo usarlo contra los diferentes parásitos. Vamos, abramos el armario de la cocina, saquemos el famoso polvo multiusos y pasemos al ataque.

Protege tu plantación de tomates contra los pulgones con bicarbonato de sodio

Pulgones haciendo estragos en una planta

Cuando hablamos de los parásitos que pueden causar estragos en los tomates, a menudo pensamos en los pulgones. En unos momentos, estas diminutas plagas son capaces de desintegrar gradualmente una planta de tomate. Peor aun ! No son fáciles de eliminar… Los pulgones despojan a los tomates de los nutrientes esenciales para su correcto crecimiento. ¡Entra el bicarbonato de sodio!

Como proceder ?

  1. En una botella con atomizador, combine 1 taza de agua, 1 cucharadita de bicarbonato de sodio, 1 cucharadita de aceite de oliva;
  2. Agitar para mezclar todo junto;
  3. Pulverizar el líquido sobre las plantas de tomate y repetir la operación al cabo de unos días.

El bicarbonato de sodio se considera un fungicida y uno de los mejores repelentes de insectos de la naturaleza , mientras que el aceite sofocará a los áfidos.

Protege tu huerta contra el oídio con bicarbonato de sodio, antes de su infestación

El mildiú polvoroso es otro problema al que son propensos los cultivos de tomate. Es una enfermedad fúngica que se puede identificar por la formación de manchas que se vuelven blancas y tienen una textura “polvorienta” en los tallos y la superficie de las hojas. Si bien estos rastros de moho no son desastrosos, pueden evitar que crezcan las plantas de tomate. Además, la cubierta de oídio bloquea el fenómeno de la fotosíntesis, que es importante para el crecimiento de las plantas. Las plantas también se vuelven más susceptibles a las enfermedades y pueden perder sus hojas si no reciben el tratamiento adecuado.

¡Al no poder controlar el mildiú polvoroso, el bicarbonato de sodio afortunadamente puede ayudar a prevenirlo!

  1. En una botella con atomizador, vierta 5 g de bicarbonato de sodio por litro de agua y 1 cucharadita de líquido para lavar platos ;
  2. Revuelva y rocíe sus plantas de tomate.

Sí, es tan simple como eso.

Bicarbonato de sodio, un excelente fungicida para tratar el moho

Tan fácil como es de cultivar, el tomate también es vulnerable al mildiu, una enfermedad que puede alterar su cultivo. Nuevamente, si usa bicarbonato de sodio como tratamiento preventivo, tendrá éxito en la prevención del desarrollo de hongos que causan el moho. El bicarbonato de sodio hace que el suelo sea menos propenso a las enfermedades fúngicas.

Para garantizar plantas saludables y ayudarlas a producir durante toda la temporada, el principio es muy simple.

  1. Al principio basta con disolver una cucharada de bicarbonato de sodio en el equivalente a dos vasos de agua;
  2. Luego, vierte tu preparación en una botella con atomizador antes de aplicarla a las plantas de tomate.
  3. Lo ideal es adoptar el reflejo de hacerlo una o dos veces al mes.

¿Ya aparece moho en las plantas?

  1. En una botella con atomizador, mezcle 2 litros de agua, 2 cucharadas de jabón negro y una cucharadita de bicarbonato de sodio;
  2. Agite y luego rocíe las plantas de tomate;
  3. También puedes usar una esponja empapada en esta solución para mojar las plantas.
  4. De esta manera, la enfermedad tendrá dificultades para desarrollarse.

Solo podemos aconsejar aplicar este consejo desde el inicio de la infestación o antes. Ah si ! También sería conveniente aplicar el método después de fuertes lluvias, ya que aumenta el nivel de humedad en el aire.

¿Cómo proteger y fortalecer las plantas de tomate, calabacín y otros? El truco del jabón negro

Además del uso de bicarbonato de sodio, el jabón negro es otro producto milagroso para vencer los fenómenos de oidio y oídio que afectan a la huerta ya toda agricultura ecológica.

Para mantener sus plantaciones saludables librándolas de mildiu y mildiú polvoriento, así es como se hace:

  1. En 1 litro de agua tibia, agregue 5 cucharadas de jabón negro líquido y 1 cucharada de aceite de oliva;
  2. Dejar enfriar;
  3. Pulverizar sobre las hojas de la huerta;
  4. El tratamiento se aplica temprano en la mañana o al final del día;
  5. La operación se repite si es necesario.

Volviendo al bicarbonato de sodio, nunca dejará de recordarnos que no se trata solo de cocinar platos y mantener la casa. Este polvo alcalino te permitirá no solo fortalecer tus plantas de tomate  sino también evitar que las plagas las asolen.