En primavera, las amas de casa tienen muchos problemas, especialmente con la limpieza de cristales. Esta es una tradición inmutable que marca la preparación para la nueva temporada. Es bastante difícil pulir ventanas sin dejar rayas, ya que muchos líquidos comprados en tiendas simplemente manchan el vidrio con suciedad. Para ello son mucho más adecuados los dispositivos caseros y diversos remedios económicos.

¿Cómo se lavan las ventanas?

La limpieza de cristales es una tarea sumamente tediosa; Mucha gente no tiene la paciencia para pulir el vidrio durante varias horas. Pero hay buenas noticias: no necesitas costosos aerosoles en la tienda para acelerar el proceso, tenemos todo lo que necesitas a mano.

Para mantener limpia su casa, use un recogedor de plástico con borde de goma, pantimedias de nailon y una mezcla de limpieza casera que pueda preparar en minutos.

Vidrio brillante sin halos

Primero, haz un líquido limpiacristales casero. Necesitamos 100 ml de vinagre, medio litro de agua, 1 cucharadita de líquido lavavajillas, además del zumo de medio limón y unas gotas de glicerina. En lugar de detergente para lavavajillas, también puedes utilizar suavizante o limpiacristales. Coloque todos los ingredientes en un bol y mezcle bien. Vierta la mezcla terminada en una botella con atomizador. ¡El limpiacristales está listo!

Simplemente rocía el líquido sobre el cristal sucio y luego empieza a limpiar como de costumbre con un paño de microfibra.

En la segunda fase necesitamos una pala o una goma al final. Retire el exceso de espuma de las ventanas con movimientos suaves y solo luego vuelva a ponerse las medias de nailon. El material elástico pule el vidrio perfectamente sin dejar rayones ni rayas en la superficie.