Mantenga floreciente su lirio de la paz: consejos esenciales Los siguientes consejos no solo ayudan a que los lirios de la paz prosperen, sino que también son aplicables a otras plantas, en particular aquellas que tienen dificultades para volver a florecer después de la compra. A menudo, la falta de nutrientes es la causa de este problema.

Así es como puedes crear un fertilizante líquido casero: comienza mezclando una hoja fresca de aloe vera con dos o tres litros de agua. Después de mezclar, cuele la solución para eliminar los restos de espinas y luego úsela para regar sus plantas. Este fertilizante a base de aloe, utilizado quincenalmente, puede mejorar significativamente el crecimiento de tu planta.

Si prefieres no usar una licuadora, simplemente extrae el gel de la hoja de aloe y mézclalo con agua manualmente, eliminando la necesidad de colar.

Consejos de cuidado adicionales para un lirio de la paz saludable Además del fertilizante casero, se necesitan algunas consideraciones más para garantizar que su lirio de la paz se mantenga saludable y vibrante:

Temperatura: Las condiciones ideales oscilan entre 18-25°C. La planta lucha contra el frío por debajo de los 15°C, pero puede tolerar hasta 30°C en calor. Luz: Los lirios de la paz prefieren la luz brillante e indirecta. Suelo: opte por un sustrato ligeramente ácido que incluya turba, hojuelas de corteza y arena. Colocación: Evite espacios con corrientes de aire o demasiado reducidos para garantizar un crecimiento óptimo.