Humedad: Este es un problema grave al que se enfrentan las amas de casa todos los días en el hogar.

En caso de que también tenga problemas con la humedad, debe leer las soluciones a continuación.

Con más detalle:

Bicarbonato de sodio para eliminar la humedad

Conocido por sus propiedades blanqueadoras, desodorantes y antibacterianas, el bicarbonato de sodio es uno de los mejores productos para combatir la humedad en el hogar. Sus compuestos absorbentes ayudan a eliminar el moho y también neutralizan olores y manchas en las paredes.

– Ingredientes: 3 cucharadas de bicarbonato de sodio (30 g). 2 cucharadas de agua oxigenada (20 ml).
– Instrucciones de preparación: Verter el bicarbonato de sodio en un recipiente y luego mezclarlo con el agua oxigenada.
– Modo de empleo: Aplicar la mezcla resultante sobre las zonas humedecidas y frotarlas con un cepillo para eliminar las manchas. Repite el proceso al menos 2 o 3 veces por semana.

Sal marina

Por su capacidad absorbente, la sal marina es ideal para eliminar la humedad que suele afectar a los espacios cerrados. Sus compuestos desinfectan, combaten los malos olores y reducen la formación de manchas de moho.

– Ingredientes: 3 cucharadas de sal marina (30 g). 5 gotas de aceite de lavanda.

– Instrucciones de preparación: Vierta la sal marina en bolsas pequeñas o platos pequeños y agregue aceite de lavanda.

– Modo de empleo: Colocar las bolsas o platos en espacios cerrados como armarios. Déjalos actuar durante 2 o 3 semanas y luego reemplázalos por otros nuevos.

Borax para eliminar la humedad

El bórax es un producto de limpieza que se ha vuelto extremadamente popular en los últimos años. Es menos agresivo que la lejía y, gracias a sus propiedades antifúngicas, es eficaz para eliminar el moho que se acumula en las paredes y juntas del hogar. – Ingredientes: 1 cucharada de bórax (10 g). 5 tazas de agua (1.250 ml).
– Instrucciones de preparación: Póngase los guantes antes de usar el bórax y luego diluya en las tazas de agua.
Modo de empleo: Pulverizar la mezcla sobre las zonas que se desee limpiar, dejar actuar durante 30 o 40 minutos y retirar el exceso con un paño absorbente. Repetir al menos una vez a la semana.

vinagre blanco

El vinagre blanco es un producto versátil, ecológico y antibacteriano que podemos utilizar para muchas tareas del hogar. Sus ácidos naturales ayudan a frenar el crecimiento de moho en la pared y también neutralizan el desagradable olor a humedad. Se puede utilizar en bañeras, azulejos, inodoros y muchos otros lugares que acumulan humedad.

– Ingredientes: ½ taza de vinagre blanco (125 ml). ¼ de taza de agua (62 ml).

– Instrucciones de preparación: Diluya vinagre blanco en agua y guarde la solución en una botella con atomizador.

– Modo de empleo: Agitar la solución antes de usar y pulverizar sobre las partes húmedas de la casa. Deje que las superficies se sequen al aire o elimine el exceso con un paño. Si las manchas son difíciles y dolorosas, aplique el vinagre sin diluir. Úselo como parte de su limpieza general, al menos 3 veces por semana.

Aceite de árbol de té para eliminar la humedad.

El aceite de árbol de té es una solución de limpieza natural, no solo porque mata las bacterias, sino porque ralentiza el crecimiento de moho y ayuda a proteger las superficies. Es ideal para limpiar zonas húmedas del hogar como el baño, aunque también se puede utilizar en armarios, ventanas y puertas.

– Ingredientes: 2 cucharadas de aceite de árbol de té (30 g). 1 taza de agua (250 ml).

– Instrucciones de preparación: Diluir el aceite en una taza de agua. Coloca la mezcla en una botella con atomizador para facilitar su uso.

– Modo de empleo: Pulverizar la solución sobre los azulejos, en la bañera y otras zonas húmedas. Dejar actuar unos minutos y retirar el exceso con una esponja o paño. Repetir 2 o 3 veces por semana.

.