La jardinería orgánica es tan popular como siempre y los métodos que utilizamos juegan un papel vital en nuestra salud y la salud del planeta.

Hay muchos fertilizantes de jardinería naturales diferentes que puede usar directamente en el jardín o con tierra para macetas. Algunos de estos fertilizantes se pueden hacer o cosechar en casa usando elementos comunes de su despensa o jardín.

Cuando se trata de energizar las plantas de forma natural, los fertilizantes orgánicos son la elección perfecta para estimular sus plantas de hortalizas y flores.

¡Prueba esta increíble mezcla para revivir tus plantas!

Mezcla
 

Los fertilizantes naturales, a diferencia de los sintéticos, aportan humus, estructura y elementos y minerales importantes al suelo . Todos los elementos que contribuyen a crear un mejor suelo para el crecimiento de las plantas cada año que pasa. El compost es una de las mejores fuentes naturales de fertilizantes que existen. Y resulta que también es un constructor de terreno increíble.

 

El compost es rico en minerales y nutrientes. Es perfecto para usar en hoyos de plantación para vegetales, flores anuales y plantas perennes. Y es igualmente útil para plantar agujeros para árboles, arbustos y arbustos. El compost también se puede usar sobre el suelo alrededor de las plantas como mantillo energizante. No solo mantendrá alejadas las malas hierbas y ayudará a retener la humedad, sino que también dejará nutrientes en el suelo. Veamos otros tipos de abono natural.

1) gusanos

Cuando se trata de fertilizantes orgánicos , el humus de lombriz es una fuente increíble de nutrientes para las plantas. Los gusanos dejan una mezcla perfectamente equilibrada de nutrientes orgánicos cuando mastican el suelo. Estos excrementos, o fundiciones como se les llama, funcionan como magia para alimentar a las plantas.

 

Agregar un cuarto de taza de brotes a cada hoyo de plantación proporciona una liberación lenta de nutrientes a las flores y vegetales. También se pueden agregar a la capa superior del suelo de canastas y contenedores para lograr el mismo efecto.

Si bien el compost y el humus de lombriz son asombrosos por derecho propio, también pueden convertirse en poderosos tés fertilizantes. Que dan fuerza rápida a las plantas con la absorción de nutrientes a través del suelo y el follaje de la planta. ¡Y no podría ser más fácil de preparar! Todo lo que necesitas es un poco de agua y un poco de compost o humus de lombriz. Simplemente sumerja los ingredientes en agua y luego use el té cuando riegue. El líquido proporciona un suministro rápido de nutrientes que las plantas absorben.

 

2) Café molido usado

Lo creas o no, los posos de café que sobran de tu taza de café de la mañana tienen un gran poder. De hecho, ¡son uno de los mejores fertilizantes orgánicos que existen! Los posos de café son una excelente fuente de nitrógeno y otros oligoelementos para las plantas.

Los posos de café contienen nitrógeno y otros oligoelementos que contribuyen a la vitalidad del suelo. Las plantas hortícolas, así como las flores perennes y anuales, usan nitrógeno para florecer y producir. Para su uso, se puede trabajar en el suelo en el momento de la siembra o esparcir los terrenos en la base de las plantas a medida que crecen.

3) Estiércol de pollo/conejo/vaca/caballo

En cuanto a los fertilizantes, ¡no hay nada más natural y orgánico que el estiércol! Pero el estiércol de pollos, conejos, vacas y caballos puede ser una gran fuente de fertilizante natural para todo tipo de plantas. Cuando se usa correctamente.

 

El estiércol es excelente para trabajar en el suelo y proporcionar nutrientes a largo plazo. Pero asegúrese de nunca usarlo fresco alrededor de las plantas.