No hay nada mejor que una cama mullida para descansar y relajarse después de un largo día. Sin embargo, cabe señalar que el lino se vuelve áspero con el tiempo y parece más papel de lija que un material agradable al tacto. Un amigo me dio consejos sobre cómo restaurar la suavidad de la ropa de cama sin suavizantes especiales de la tienda.

¡La solución al problema está cerca!

Lo mejor es utilizar el dúo probado de bicarbonato de sodio y vinagre, que no solo elimina la suciedad de los rincones de tu hogar sino que también suaviza tu ropa de cama. Para lavar el juego en la lavadora, agrega 1 taza de bicarbonato de sodio al tambor y 1/2 taza de vinagre en lugar de suavizante. Luego arrancamos el coche en modo normal. Es importante lavar a temperatura alta para que la suciedad acumulada en la ropa de cama se elimine eficazmente.

No c

Además, el vinagre de esta receta también resiste la electricidad estática, lo que reduce la capacidad de la tela para acumularla.

Alternativa moderna

La sal de Epsom o sal de Epsom ha sido un alimento básico en el hogar durante muchos años. Los amantes de sumergirse en un baño caliente, así como los jardineros experimentados, lo saben. Para suavizar la ropa de cama sólo se necesitan 50 mg.

No c

Debes verter agua tibia en un recipiente y disolver la sal en él. Luego, remoje fundas de almohadas, sábanas y edredones suaves en este líquido. Por la mañana, simplemente enjuaga la tela con agua limpia y escúrrela bien.

Para que las fibras queden fijadas y saturadas de aire, es necesario esponjar la ropa después del lavado. El esquema es simple: lavar, escurrir, agitar y solo luego enderezar en la secadora o en el balcón.