Los químicos que solemos usar para blanquear la ropa pueden ser muy dañinos para nuestra salud, causando daños severos en la piel, alergias, irritación de las membranas mucosas, envenenamiento y más. El poder blanqueador del cloro es bien conocido, pero no se conocen todos sus efectos nocivos.

Por no hablar de que los productos blanqueadores comerciales suelen ser protagonistas de accidentes domésticos muy graves, a menudo con niños.

El uso frecuente de productos químicos para blanquear la ropa puede causar problemas del sistema respiratorio, irritación de la piel, daño al sistema nervioso, alergia y asma, reacciones químicas peligrosas si entra en contacto con otros productos como perfumes, jabones o cremas.

En este artículo te explicaremos cómo blanquear tu ropa con productos naturales, muchas veces ya presentes en tu hogar. Utilizar productos naturales significa contribuir a la protección del medio ambiente, además de prevenir graves problemas de salud.

Vinagre blanco : además de blanquear las telas, ayuda a suavizar las telas al eliminar otros químicos que se agregan a la ropa por una variedad de razones. Agregue una taza de vinagre blanco al ciclo de lavado.

Limón : El jugo de limón blanquea y da brillo a las telas. Agregue media taza de jugo de limón natural a su detergente para ropa.

Agua oxigenada : es un potente blanqueador y desinfectante aunque no contenga cloro. Agregue media taza de peróxido de hidrógeno a su ropa antes de lavarla.

Bicarbonato de sodio : además de blanquear, desinfecta y refresca la ropa. Mezcla medio vaso de bicarbonato de sodio con tu detergente (preferiblemente en polvo).